Ya no soy la sorpresa del Tour: Nairo Quintana de Movistar

Nairo Quintana, el ciclista colombiano protagonista del Tour de Francia Foto: AFP
Nairo Quintana, el ciclista colombiano protagonista del Tour de Francia
Foto: AFP
 

El colombiano Nairo Quintana fue por segundo día consecutivo uno de los animadores de la etapa en el Tour de Francia, por esta razón el cilcista colombiano del Movistar Team consideró que ya no es una sorpresa de la competencia sino uno de sus protagonistas.

'Ya no soy una sorpresa ahora paso a ser uno de los grandes', dijo el pedalista de 23 años, que en cuatro ocasiones atacó en el último puerto de la segunda etapa pirenaica, sin lograr cobrar ventaja con los mayores por hacer un trabajo de equipo con el capo de su equipo Alejandro Valverde'.

'La idea es que el equipo se deje ver en la carrera y seguir luchando por un puesto en el podium, tenemos una escuadra muy fuerte y vamos muy fuerte. La idea que teníamos hoy era desgastar al líder y a su equipo', afirmó.

'Queríamos dejar solo a Froome y yo lo he intentado cuatro o cinco veces, pero no ha habido manera. de todas formas había que probar', agregó.

Quintana fue saludado en el podium por el exciclista español Federico Martín Bahamontes, ganador del Tour de 1959 y que hoy recibió el premio al mejor escalador de todos los tiempos.

'Me ha hecho mucha ilusión que me saludara, me ha dicho que iba a ganar el maillot de rey de la montaña, que yo era el mejor escalador. Eso me enorgullece', afirmó.

Pese a su buen momento actual, Quintana se mostró prudente sobre sus opciones, 'hay que ir con cabeza en la carrera, ahora tenemos fuerzas, pero en la tercera semana no sabemos', dijo.

Elogios para Nairo Quintana no paran después de octava y novena etapa

El periodista del Diario El País de España, Carlos Arribas, escribió esto sobre el colombiano:

'Lo comprobaron quizás en el gesto de calma zen, por ejemplo, con el que el colombiano incendia Pailhères, el puerto más duro y temido de los Pirineos, estrecho y descarnado bajo el sol del mediodía que quema.

A 37 kilómetros aún de la meta, y ascendida solo la mitad, siete kilómetros, del largo Pailhères, sin perder su compostura serena ni una décima de segundo, el joven debutante colombiano se pone de pie sobre los pedales y ataca con una expresión desarmante de tranquilidad.

No hay en sus rasgos, en su boca apenas entreabierta, ni rabia ni el brillo desesperado que se ve en los iluminados, pero hace más daño con su aparente frialdad'.

Por su parte la editora de Cyclingnews de Estados Unidos Laura Weislo escribió en su cuenta de Twitter, 'Gracias a Dios por Nairo Quintana. Si él el Tour sería muy aburrido'.

Y es que el colombiano demostró en estas dos últimas etapas que, a pesar de su juventud, su madurez es extrema, que aunque deba cumplir órdenes de su equipo por su capo, que ya está segundo en la genral, su trabajo es de un ciclista experimentado, sigue de líder en la clasificación de jóvenes y todavía tiene más para mostrar en la prueba reina del ciclismo.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.