Así fue la escena de la película XXX en el Pascual Guerrero