publicidad
26 de abril de 2012 • 17:17

Athletic jugará la final de Europa League tras gol histórico de Llorente

 

El Athletic de Bilbao, 35 años después de su única final en un torneo europeo, se clasificó de la mano del técnico argentino Marcelo Bielsa para la final de la Europa League, ganando 3-1 al Sporting de Lisboa, con un gol histórico de Fernando Llorente en el minuto 88.

Ese tanto rompió este jueves el 2-1, que obligaba a disputar la prolongación, después de los tantos para los locales de Markael Susaeta (17) e Ibai Gómez (45+1), y el del holandés Ricky Van Wolfswinkel (44) para los visitantes.

Los vascos aspirarán a su primer título europeo, algo que no pudieron conseguir en aquel histórico 1977, cuando alcanzaron la final de la Copa de la UEFA y cayeron allí en un emocionante duelo con la Juventus italiana.

La ferocidad de los 'leones' ha quedado más que demostrada esta temporada en la Europa League, donde se ganó el respeto de todos derribando al ultrafavorito Manchester United en los octavos de final y en cuartos al Schalke 04, en ambos casos ganando en los duelos de ida y de vuelta.

La derrota 2-1 de la ida en Lisboa ante el Sporting parecía complicar el camino hacia Bucarest, pero este miércoles 26 de abril quedará grabado en la historia centenaria del club como una de sus páginas más doradas, tras sellar la clasificación para el último partido en un final inolvidable.

"Hemos hecho historia y ojalá que podamos seguir haciéndola. Es muy bonito llegar a una final, ahora tenemos que intentar ganarla", comentó el héroe de la noche, Llorente, en declaraciones a la cadena de televisión Canal Plus.

Serán dos las finales que el Athletic, sexto clasificado de la Liga, dispute en lo que queda de temporada, ya que está clasificado para jugar la de la Copa del Rey ante el FC Barcelona, el 25 de mayo en Madrid.

Por su parte, el Sporting de Lisboa, cuarto en la liga portuguesa, queda sin poder devolver a su país a la final de esta competición, un año después de que el Oporto ganara 1-0 al Sporting de Braga en el pulso por el título en Dublín.

Llorente (9), con un remate a la media vuelta, e Iker Muniaín (10), con un remate despejado por la zaga visitante, avisaron en el arranque del partido, pero el primer tanto llego en el 17, cuando un centro de Muniaín fue recibido por Llorente, que cedió con pecho para que Susaeta marcara de volea.

El Sporting reaccionó con una gran ocasión en el 20, cuando un centro del español Diego Capel centró para que Bruno Pereirinha cabeceara alto, pero el Athletic siguió llevando más peligro.

En el 30 se anuló un tanto a Ibai Gómez por fuera de juego y el equipo local pudo ampliar distancias por medio del propio Ibai (38) y Llorente (40), aunque fueron los portugueses quienes pudieron marcar, cuando el holandés Ricky Van Wolfswinkel (44) aprovechó un rechace para firmar el 1-1.

San Mamés se quedó helado, pero su equipo hizo de nuevo que la grada rugiera, cuando Llorente, desde la media luna del área, envió una asistencia de oro para que Ibai Gómez volviera a poner por delante a los suyos (45+1).

En la segunda mitad, el partido bajó en intensidad y los equipos se mostraron más temerosos, aunque siguió el Athletic el equipo con más pegada.

En el 52 Javi Martínez envió de cabeza el balón al palo, pero el Sporting respondió también estrellando el esférico en la portería de Gorka Iraizoz (55).

En el 70, Llorente lo intentó de cabeza, en uno de los tímidos intentos por evitar la prolongación, algo que el atacante campeón del mundo con la 'Roja' consiguió en el 88, en un tanto para la historia del equipo rojiblanco.

Un centro de Ibai Gómez con la zurda permitió a Llorente estirar la pierna para empujar a la red, desatando al fiesta en Bilbao y liquidando las esperanzas del Sporting.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.