publicidad
18 de septiembre de 2012 • 10:17

Chelsea ante un rival difícil y Barcelona ante uno más asequible

 

Chelsea, actual ganador de la Liga de Campeones, empieza la defensa de su título el miércoles recibiendo a la Juventus de Turín, actual campeón de fútbol de Italia, mientras que el Barcelona, de nuevo gran favorito, tiene una rival más asequible en casa, el Spartak de Moscú.

En el Grupo E, el Chelsea se mide a una Juventus que vuelve a la Liga de Campeones después de tres años de ausencia. El regreso del club turinés se produce de todas maneras a la sombra del "Calcioscommesse", el escándalo de apuestas amañadas que provocó el castigo de diez meses a su técnico Antonio Conte.

Liderados por Andrea Pirlo y por el portero Gianluigi Buffon, los Bianconeri intentarán sorprender en Stamford Bridge a unos Blues en forma en este inicio de temporada (líder de la Premier League), con un belga Eden Hazard, fichado este año, en un buen momento.

El otro partido de este grupo lo disputan el Shakhtar Donetsk ucraniano y el Nordsjaelland danés.

El club del oligarca Rinat Akhmetov, campeón ucraniano en las tres últimas temporadas, es un habitual de la Liga de Campeones gracias a su imponente legión brasileña.

Pero tras ganar la última Copa de la UEFA en 2009, el Shakhtar tiene dificultades para hacer grandes campañas en la Champions.

En el Grupo F, el partido más destacado lo disputan el Bayern Múnich alemán y el Valencia español, en una repetición de la final de la Liga de Campeones de 2001, en la que se impusieron los germanos en los penales.

Tras haber caído la pasada temporada en la final, el Bayern se cree todavía "bastante fuerte para ganar el título" europeo, según el presidente de honor del Bayern Múnich, Franz Beckenbauer.

Una buena noticia para el club alemán: debería recuperar a dos jugadores importantes, el francés Franck Ribéry y el holandés Arjen Robben, ausentes por molestias musculares el sábado en el triunfo ante el Maguncia (3-1).

En el otro partido del Grupo F se miden el Lille francés y el BATE Borisov bielorruso. Los galos esperan recuperarse de los sinsabores de la liga de su país donde están undécimos.

En el Grupo G, el Barcelona recibe al Spartak de Moscú. Los catalanes han realizado un buen inicio de temporada, ganando sus cuatro partidos de la Liga española y aventajando al Real Madrid en ocho puntos, con un Leo Messi en gran forma, anotando seis tantos.

Esa ventaja sobre el equipo blanco puede hacer que se centren más en la Liga de Campeones, un título que dejaron escapar la última temporada al caer en semifinales contra el Chelsea.

Pep Guardiola se ha marchado, pero siguen casi todos los mismos jugadores y el nuevo técnico, Tito Vilanova, era el adjunto y mano derecha del anterior entrenador.

El Spartak de Moscú, séptimo hasta ahora en el Campeonato de Rusia, dirigido por el español Unai Emery, no parece capaz de frenar al Barcelona.

El otro duelo del Grupo G enfrenta al Celtic Glasgow escocés con el Benfica portugués.

Los lusos, líderes en su país empatados con el Oporto, parten como favoritos frente a un Celtic que no ha empezado bien en Escocia pese a la ausencia del Glasgow Rangers.

Por último, en el Grupo H, el Manchester United recibe al Galatasaray turco. El equipo inglés, finalista en 2011 y reforzado esta temporada con el fichaje del holandés Robin Van Persie, es ampliamente favorito en este grupo y querrá empezar lanzando su primer mensaje de superioridad.

En el otro encuentro de esta llave se miden el Sporting de Braga portugués y el Cluj rumano en un partido que parece más un duelo por la tercera plaza que da acceso a la Europa League.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.