publicidad
09 de junio de 2012 • 05:24

El aporte de los técnicos latinoamericanos a la selección española

 

La selección española cuenta con cuatro jugadores, Fernando Llorente, Javi Martínez, Juanfran Torres y Santi Cazorla, que deben mucho de su buena temporada y su convocatoria en la selección española para la Eurocopa a tres entrenadores latinoamericanos.

Fernando Llorente y Javi Martínez han tenido un buen año en el Athletic Bilbao del argentino Marcelo Bielsa, con el que llegaron a las finales de la Europa League y de la Copa del Rey.

"Es un entrenador que lleva muchos años y sabe muchísimo y poco a poco vamos aprendiendo lo mucho que nos tiene que enseñar. Te cambia totalmente tu concepción del fútbol. En un año, el crecimiento del equipo fue brutal", afirmó Llorente en una entrevista a la prensa española.

"La forma de jugar que quería Bielsa hacía que yo tuviera que asumir una faceta más importante para el equipo, que lleva consigo un desgaste significativo partiendo de la presión por todo el campo, muy fuerte, desde el principio", añadió el delantero.

"Bielsa me va diciendo más cosas, me va pidiendo siempre más, para ser cada vez mejor. Ya no estoy fijado entre los centrales. Bielsa me pide más movilidad, que entre y que salga. Siento que voy evolucionando", señaló.

El centrocampista Javi Martínez agradece también que Bielsa le haya hecho jugar de central, lo que le hace más polivalente.

"Hasta este año, había jugado siempre en el centro del campo, como pivote o mediapunta. Bielsa pensó que podía hacer una buena labor en defensa. Al principio me costó mucho. La adaptación siempre es difícil, pero me fui encontrando cada vez mejor", explicó el navarro en Polonia.

"Ahora tengo la suerte de poder jugar en dos posiciones y estoy dispuesto para hacer lo que digan Bielsa y Del Bosque", explicó el jugador.

El centrocampista del Málaga, Santi Cazorla, ha sido la estrella de un equipo que ha conseguido clasificarse para la Liga de Campeones de la mano del técnico chileno Manuel Pellegrini, con el que ya coincidió en el Villarreal.

El Villarreal descubrió al asturiano Cazorla en 2003, cuando jugaba en el Oviedo, fichándolo para el filial, después pasó al primer equipo donde jugó hasta 2011 un total de 239 encuentros, anotando 33 goles.

Pellegrini llegó a Villarreal en 2004, procedente de River Plate, y llevó a los amarillos, primero a cuartos, y luego a semifinales de la Champions, siendo subcampeón de liga en la temporada 2007-2008.

Pellegrini pidió a Cazorla para el Málaga y el jugador se convirtió en el fichaje más caro en la historia del equipo.

"Le debo mucho a Pellegrini. Es con el entrenador que más años he coincidido, el que siempre apostó por mí", dijo el volante a la prensa española. "Pellegrini me da mucha confianza", señaló.

Por último, el lateral derecho Juanfran Torres le debe también mucho al argentino Diego Simeone, con el que ganó esta temporada la Europa League, después de que el rioplatense llegara al cuadro colchonero una vez empezada la temporada.

Con Gregorio Manzano, Juanfran disputó un total de once encuentros (cinco de Liga y seis de Europa League), siendo solo titular dos veces. Con el argentino se convirtió en fijo en el once madrileño, mientras que con el exentrenador sólo saltaba al campo 41 minutos por choque.

"Con Gregorio jugaba muy poco. Con Simeone he superado la maldición de no jugar más de tres partidos seguidos", indicó.

La llegada de Bielsa, Simeone y Pellegrini facilitó la buena temporada de Llorente, Javi Martínez, Juanfran y Cazorla.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.