actualizado a las 06:45

El Atlético confía en goles de Falcao para alzar otro título

Falcao es la gran figura del Atlético de Madrid Foto: Getty Images
Falcao es la gran figura del Atlético de Madrid
Foto: Getty Images
 

Héroe de la última final de la Liga Europa con el Atlético de Madrid, el delantero centro colombiano Radamel Falcao se dispone a medirse al vencedor de la última Liga de Campeones, el Chelsea, en la Supercopa de Europa, el viernes en Mónaco.

Autor de un gran doblete frente al Athletic de Bilbao (victoria del Atlético de Madrid 3-0) en la final de la última Liga Europa, Falcao se ganó el corazón de todos los aficionados "colchoneros", haciéndoles olvidar las salidas de los artilleros Sergio "Kun" Agüero y Diego Forlán.

Llegado en el verano de 2011 a Madrid, procedente del Oporto, club con el que ya ganó una Liga Europa (en 2010-2011), "el Tigre" no ha tardado mucho en dejar su marca en el juego del Atlético.

Excelente jugador de cabeza sin ser un gigante (1m77) y muy peligroso una vez penetra en el área, Falcao fue, sin duda, una de las principales puntas de lanza de la gran temporada rojiblanca el pasado año, que acabó con el título de la Liga Europa y un quinto puesto en el campeonato español.

El colombiano también puede estar satisfecho a nivel personal, con 37 goles en total en todas las competiciones, y un título de mejor goleador de la Liga Europa (12 tantos), aunque lejos, es cierto, de las máquinas goleadoras que son Leo Messi (73 goles en todas las competiciones) y Cristiano Ronaldo (60), pero ello no le quita mérito a la gran temporada del colombiano.

"El Tigre", comprometido en el terreno de juego y tranquilo fuera de él, también funciona, como muchos delanteros, por rachas de goles, de manera que es un abonado a marcar dobletes y tripletes en los partidos.

El Athletic de Bilbao sufrió esta capacidad del colombiano en la final de la Europa Liga, y más tarde, el lunes pasado en la Liga, donde Falcao volvió a firmar un triplete ante los jugadores de Marcelo Bielsa, que cayeron 4-0 ante los colchoneros.

Unas grandes prestaciones que el principal interesado atribuye, no sólo a sus cualidades técnicas, sino también a su profundo fervor religioso.

"Trato de llevar una vida guiada por la palabra de Dios, por la Biblia, y ponerla en práctica en las diferentes áreas de mi vida", afirmó en una reciente entrevista con el diario El País.

El hombre que relató haberse arrodillado en su habitación de hotel la noche misma de la victoria en la Liga Europa de 2012 y haberlo agradecido a Dios, tiene, pues, la fe como motor interior.

Y también la familia. Raros son los partidos que Falcao no analiza con su padre, antiguo jugador profesional que jugó como defensa en el Millonarios, club colombiano, en el que también debutó Falcao.

Precisamente, el jugador debe a su progenitor el hecho de llamarse Falcao de segundo nombre. Enamorado del fútbol brasileño de los años 70, el padre decidió llamar a su hijo con ese nombre en homenaje a Paulo Roberto Falcao, centrocampista ofensivo de la selección auriverde.

Tal vez haya sido ya un signo del destino que haya recibido ese nombre, pero, en todo caso, el viernes, el portero de los Blues, Peter Cech, y sus compañeros deberán tener cuidado con los zarpazos del 'killer' rojiblanco.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.