publicidad
20 de septiembre de 2012 • 13:50 • actualizado el 03 de octubre de 2012 a las 09:38

Atlético arranca defensa de su título con goleada en Israel

El Atlético goleó al club de Tel Aviv por 3-0
Foto: EFE
 

El Atlético de Madrid comenzó este jueves la defensa de su título sin sobresaltos y con un triunfo plácido en Tel Aviv, donde el conjunto español ejerció de actual campeón con un partido serio, dominado de principio a fin y en el que demostró la amplitud y las posibilidades de toda su plantilla.

No falló el Atlético, que recaudó más confianza y buenas noticias en el inicio de la fase de grupos de la Liga Europa: enlazó su decimocuarta victoria seguida en competiciones continentales, asumió el liderato de su cuarteto, mantuvo su condición de invicto en esta campaña y confirmó que cuenta con más que un once en este curso.

Hoy impuso su superioridad desde el primer segundo. Ni el descanso de cinco piezas básicas en el esquema del argentino Diego Simeone: el goleador Radamel Falcao, Arda Turan, Filipe Luis, Diego Godín y Gabi Fernández, ni la suplencia de dos titulares fijos: Juanfran Torres y Thibaut Courtois, alteraron al equipo rojiblanco.

Ocho novedades en el once presentó en Tel Aviv. Lucieron el turco Emre Belozoglu, bien en el robo de pelota, en la distribución y con amplio repertorio técnico, o Raúl García, brillante por delante del centro del campo y autor del 0-3. También el brasileño Diego Costa, que corrió e inquietó constantemente a la endeble zaga rival.

Lo mismo el uruguayo Cristian 'Cebolla' Rodríguez. Le dio pausa o velocidad al juego cuando debía y tiró de efectividad cuando lo necesitó su equipo, como en el minuto 37, cuando envió a la escuadra un disparo desde el borde del área, tras un pase atrás de Diego Costa y un robo de pelota de Rául García. Fue el 0-1.

También tuvo protagonismo Adrián López. Veloz en sus incursiones y al contragolpe, con un cambio de ritmo demoledor, fue tan impreciso, en algunos momentos, como decisivo en otros. De sus botas surgieron varias ocasiones del Atlético y, en otra recuperación de Raúl García, el 0-2, con un pase medido con el exterior al desmarque de Diego Costa, que regateó al portero y marcó. Era el minuto 40.

Fue un partido resuelto con dos chispazos en tres minutos, la recompensa a su dominio, incontestable por momentos, contra un rival menor, que bastante tenía con dar unos cuantos pases seguidos, salvo cuando el balón llegó a Ben Haim II. Su habilidad desarmó la banda derecha del Atlético varias veces, pero sus centros no encontraron rematador.

Sufrió el portugués Silvio Azevedo en ese costado con la capacidad y la velocidad del extremo, lo único relevante del equipo local, que, entre la relajación del Atlético en la segunda parte y el interés del Hapoel por ofrecer algo más en la reanudación, pareció amenazar la tranquilidad madrileña. Dos minutos le duró.

No le exigió mucho más el equipo israelí al conjunto rojiblanco, que tampoco necesitó poner una marcha alta en todo el encuentro. Ni para adelantarse en el marcador ni para conservar su renta ni para agrandar la distancia entre uno y otro equipo con el 0-3 (m. 63), en un saque de esquina de Emre rematado por un notable Raúl García.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.