Fútbol

publicidad
09 de junio de 2012 • 05:14

Irlanda-Croacia, duelo de 'outsiders' que quieren comenzar bien

 

Irlanda y Croacia, los equipos teóricamente con el cartel de víctimas en un grupo C donde españoles e italianos son los grandes favoritos, se estrenan el domingo (18h45 GMT) en la Eurocopa-2012 de fútbol con la misión de comenzar con buen pie.

"Los primeros 90 minutos tendrán un impacto importante en el torneo. Es muy importante ganar el primer partido, porque eso te da una ventaja, pero también es muy importante, por lo menos, no perderlo", señaló a la página web de la UEFA el italiano Giovanni Trapattoni, técnico de los irlandeses.

'Trap' será además uno de los protagonistas del partido de Poznán, ya que se convertirá a los 73 años y 85 días en el entrenador de mayor edad en la fase final de esta competición, superando a Otto Baric, que dirigió a Croacia en Portugal-2004.

Junto a él estará la 'Vieja Guardia' del país del trébol, simbolizada por el capitán Robbie Keane, de 31 años, y por el portero Shay Given, de 36. Éste último estará disponible para el partido tras unos problemas físicos que hicieron temer su disponibilidad para el encuentro de debut.

Trapattoni mantendrá un duelo generacional de los banquillos, ya que enfrente estará el croata de 43 años Slaven Bilic, que tras seis años al frente del equipo nacional abandonará su selección después de este torneo, para tomar las riendas del Lokomotiv de Moscú.

Los aficionados irlandeses esperan mucho de este torneo, ya que llevan diez años fuera de las grandes citas internacionales, desde que el país cayó en los octavos de final del Mundial-2002, en la tanda de penales, contra España.

"Tenemos una actitud, una mentalidad y una confianza fuertes. Sin dudas, creemos en nuestras posibilidades. Para nosotros, la disciplina y la actitud son muy importantes", señaló.

A pesar de la ilusión, en Irlanda son conscientes de que no parten precisamente como favoritos.

"España es el gran favorito para ganar el grupo e Italia y Croacia serían los que lucharían por el segundo billete, si somos honestos", apuntó el centrocampista Keith Andrews, intentando descargar de presión al equipo.

En el lado croata, los principales contratiempos han estado en las bajas de última hora por lesión, que han marcado la semana para Bilic y sus ayudantes.

El atacante Ivica Olic y el centrocampista Ivo Ilicevic fueron eliminados de la lista de 23 hombres del equipo y sustituidos por Nikola Kalinic y Sime Vrsaljko, respectivamente.

Luka Modric, que ya brilló en la Eurocopa-2008, donde fue una de las estrellas del torneo, volverá a ser la gran esperanza del país para pasar a la siguiente ronda, como ya logró hace cuatro años, donde su camino fue cortado en los cuartos por Turquía en la tanda de penales.

Los hinchas del país balcánico siguen recordando el para ellos mítico Mundial de Francia-1998, en el que el país alcanzó las semifinales, dos años después de haber sido cuartofinalista en la Eurocopa de Inglaterra-1996.

"Es nuestro partido más importante del grupo", dijo Modric sobre el primer encuentro ante los irlandeses. "Si lo ganamos podemos creer en nuestras opciones de superar la fase de grupos", afpuntó.

Modric ha logrado recuperarse de una gripe y el defensa Vedran Corluka sufrió durante la concentración de Warka una lesión en el muslo derecho, aunque en principio debería estar en el debut, según el cuerpo técnico de su selección.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.