Luis Páez encontró su doble en el Junior de Barranquilla