Ciclista británica conquista primer oro para los anfitriones