2012: Los Reales palpitan un año de renacimiento

El segunda base Chris Getz de los Reales de Kansas City lanza tras fildear una roleta de Mat Gamel de los Cerveceros de Milwaukee en un partido de pretemporada, el viernes 16 de marzo de 2012 en Surprise, Arizona.  Foto: Lenny Ignelzi / AP
El segunda base Chris Getz de los Reales de Kansas City lanza tras fildear una roleta de Mat Gamel de los Cerveceros de Milwaukee en un partido de pretemporada, el viernes 16 de marzo de 2012 en Surprise, Arizona.
Foto: Lenny Ignelzi / AP
 

vador Pérez ascendió el 10 de agosto y en escasos 39 juegos le demostró a los Reales de Kansas City que tenían un catcher para largo plazo.

Sin perder el tiempo, los Reales se movieron para darle un nuevo contrato al venezolano que se concretó al principio de la pretemporada.

Fue un pacto por cinco años y siete millones de dólares, con una opción del club por otros tres años que podría elevar el valor del acuerdo a 26,75 millones, incluyendo todas las bonificaciones.

La decisión sorprendió a algunos con el criterio de que tal vez fue apresurada, pero los jefes de Pérez en Kansas City quedaron convencidos de inmediato con alguien que

bateó para .331 en 148 turnos, además de exhibir buenas dotes de líder y el potencial para convertirse en uno de los mejores receptores defensivos.

"Me tomó dos días darme cuenta que era alguien especial", comentó el manager Ned Yost, un ex receptor. "Llevo mucho tiempo en este deporte ... He visto a cientos de catchers debutar. Y nunca había visto un talento como el suyo. Encontramos un diamante".

La apuesta de los Reales obedeció a un factor bastante simple de entender al considerar las circunstancias a una franquicia en uno de los llamados "mercados chicos" de las mayores.

Es mejor arriesgar ahora y retener lo máximo posible a un talento en pleno desarrollo en vez de perderlo ante equipos con más recursos financieros al convertirse en agente libre.

La mala suerte de los Reales fue que no podrán contar con Pérez hasta principios de julio debido a que sufrió una rotura de menisco en la rodilla izquierda

El receptor se lastimó al pisar mal con un spike de sus zapatillas mientras trabajaba con el pitcher Jonathan Sánchez antes de un partido de pretemporada.

Por ahora, la opción de los Reales es el cubano Brayan Peña, quien bateó .248 en 72 partidos el año pasado. También es posible que recurran al agente libre Iván Rodríguez, un veterano de 40 años que ha ganado 13 guantes de oro y es considerado como uno de los mejores receptores en la historia.

Lo que no harán es sacrificar prospectos por unos cuantos de meses de servicio. Y lo recomendable es que mantengan esa línea.

Esta es la temporada en la que los Reales podrían recibir la recompensa a su paciencia con otro proyecto de renovarse con jugadores surgidos en su organización de ligas menores.

Una docena de peloteros subieron por primera vez a las mayores durante 2011, varios de ellos señalados para convertirse en figuras de impacto como Pérez (21 años), el primera base Eric Hosmer (22) y el antesalista Mike Moustakas (23).

Yost cree que su equipo está en condiciones de pelear por su primer pase a los playoffs desde que ganó la Serie Mundial de 1985.

"Este va a ser un equipo muy mejorado", dijo Yost sobre unos Reales que el año pasado quedaron cuartos en la división Central de la Liga Americana con marca de 71-91 y a 24 juegos de los campeones Tigres de Detroit. "¿Cuán bueno? Eso no lo sé. Creo que será un equipo que tendrá una importante mejoría, pero eso lo dirá el tiempo".

Los fanáticos en Kansas City, ciudad que este año albergará el Juego de Estrellas, seguramente preferirán ver qué ocurre. Después de todo, se han acostumbrado a sufrir con un equipo que entre 2000-09 perdió 100 juegos o más en cuatro campañas. La única vez desde 1994 que lograron un saldo positivo de victorias y derrotas fue el 83-79 de 2003, cuando eran dirigidos por el dominicano Tony Peña.

Pérez, Hosmer y Moustakas no son los únicos que prometen mucho y con edades que no pasan de los 25 años. También están el intermedista Johnny Giavotella (24), el jardinero central Lorenzo Cain (25) y el torpedero venezolano Alcides Escobar (25).

Los veteranos dentro de la alineación diaria son el guardabosque izquierdo Alex Gordon y su colega del derecho Jeff Francoeur, ambos con 28 años.

La gran promesa es Hosmer, quien sonó como candidato al Novato del Año tras batear para .293 con 19 jonrones y 79 impulsadas al ascender el 6 de mayo.

Moustakas fue de menos a más, con promedio de .379 en sus últimos 36 juegos.

Kansas City ya vivió la efervescencia de una generación de prospectos a finales de la década de 1990, cuando Carlos Beltrán, Johnny Damon, Jermaine Dye y Mike Sweeney aparecieron en escena.

Se esperaba que el 2000 sería el gran año para los Reales, pero todo el poder ofensivo que sacaron a relucir fue anulado por un pésimo pitcheo y terminaron con marca de 77-85.

Kansas City no quiere que eso se repita y ha tratado de reforzar su rotación, que en 2011 fue la antepenúltima de su circuito con una efectividad de 4.82.

El gerente Dayton Moore logró un acuerdo con los Gigantes de San Francisco para adquirir al zurdo puertorriqueño Jonathan Sánchez a cambio del jardinero Melky Cabrera.

Si el zurdo Sánchez recupera el nivel de 2010 (13-9, 3.07), cuando aportó en la campaña que llevó a los Gigantes a ganar la Serie Mundial, entonces los Reales tendrían una solución. Pero si es el de 2011 (4-7, 4.26), la cosa puede complicarse.

Con 29 años, Sánchez afronta el preámbulo a la agencia libre, lo cual debe motivarle para levantar su desempeño.

Sánchez, el panameño Bruce Chena y Luke Hochevar son los tres fijos. El derecho Hochevar cerró el año pasado en gran forma: 6-3 y 3.52 de efectividad en sus últimas 12 apariciones. Por segundo año seguido, el zurdo Chen fue el líder de victorias con 12.

Felipe Paulino y el mexicano Luis Mendoza peleaban por los otros dos puestos. También está Aaron Crow, quien fue al Juego de Estrellas como relevista.

Ninguno de sus pitchers prospectos —Danny Duffy, Mike Montgomery y John Lamb— dio la talla en sus bautizos en las Grandes Ligas y empezarán la campaña en las menores.

El mexicano Joakim Soria viene de un año en el que no estuvo tan dominante que en los cuatro previos, al malograr siete salvados en 35 oportunidades y redondear la peor efectividad (4.03) de su carrera. Moore adquirió a Jonathan Broxton —un ex cerrador de los Dodgers— y al venezolano José Mijares para darle más opciones al bullpen.

"Tengo más expectativas. El año pasado estuvimos esperando el arribo de estos muchachos", dice Yost sobre la camada de promesas. "Todos ya hicieron su debut y ahora están listos para competir en una temporada completa".

___

Puede seguir a Eric Núñez en Twitter: http://www.twitter.com/EricNunezAP

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.