publicidad
05 de julio de 2012 • 23:04

Estrellas: La Russa y Washington ponderan sus alineaciones

 

Tony La Russa dispone ahora de más tiempo libre, y lo está aprovechando para decidir su estrategia y plantel en el Juego de Estrellas. Para Ron Washington, el piloto rival, la situación ha sido más difícil.

La temporada anterior, La Russa guió a los Cardenales de San Luis a una victoria inolvidable en la Serie Mundial. Se retiró luego ce conquistar tres veces el Clásico de Otoño como piloto.

Semejante éxito suele significar que un manager recibirá la petición de dirigir en el Juego de Estrellas, sin importar si está retirado o no. La Russa aceptó la propuesta de ser manager de la Liga Nacional, en lo que será su sexto Clásico de Verano.

"Jamás tuve un argumento para decir que no a esto", dijo La Russa el jueves. "Estaba emocionado, fascinado y honrado por la petición. Tuve algunas experiencias pasadas como coach y manager del juego de Estrellas, y creo que es una de las mejores experiencias que uno puede vivir. En cuanto me lo pidieron, dije que sí, incluso antes de que terminaran de preguntármelo".

La Russa será apenas el segundo manager retirado en dirigir un Juego de Estrellas en los 79 años de historia de este encuentro, el martes por la noche en el Kauffman Stadium. Sólo John McGraw lo había hecho, en 1933.

El ex piloto de los Cardenales dijo que no ha lamentado su decisión, pese a un par de controversias surgidas en los últimos días.

Excluyó del plantel al jardinero de los Cardenales, Matt Holliday, pese a que figura entre los líderes de la Nacional en carreras anotadas, impulsadas y hits. La decisión provocó el disgusto de muchos seguidores de San Luis, quienes la interpretaron como una traición de La Russa a su propio ex jugador.

Surgió también cierta polémica con el manager de Cincinnati, Dusty Baker, quien sugirió que el intermedista Brandon Phillips y el lanzador dominicano Johnny Cueto fueron excluidos del plantel del Viejo Circuito a raíz de una trifulca entre los Rojos y los Cardenales en la campaña de 2010. La Russa desmintió esa versión.

También existe la opinión de que un manager retirado no debe incidir en un juego que tiene implicaciones relevantes para los peloteros y los pilotos que siguen en activo. Después de todo, el ganador recibe la ventaja de local en la Serie Mundial.

La Russa debería conocer el valor de esa ventaja. Los Cardenales ganaron tres de los cuatro encuentros disputados el año pasado en el Busch Stadium, incluido el sexto, para permanecer con vida, y el séptimo, para conseguir el título.

"Al final, como manager o coach, tienes que conservar el corazón puro y hacer lo mejor posible", dijo La Russa.

Por ello, ha dedicado mucho tiempo a sopesar la alineación, dónde colocar a los sustitutos e incluso quién será el receptor del nudillero R.A. Dickey, de los Mets de Nueva York.

Washington, manager de los Rangers y de la Liga Americana no ha tenido tanto tiempo para ponderar diversos escenarios.

Ese fue apenas uno de los muchos temas que debió abordar el jueves, en una conferencia telefónica con la prensa, antes de dirigir a Texas en el duelo contra los Medias Blancas, el último de una serie de tres enfrentamientos.

"Me he sentado y he jugado con mis alineaciones durante tres o cuatro días, y las he cambiado muchas veces", se limitó a decir Washington.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.