Excampeón venezolano Liborio Solis quiere reconquistar título súper mosca

 

El púgil venezolano Liborio Solis, excampeón súper mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), dijo hoy que su "sueño" es reconquistar el título que perdió en la báscula para su combate unificador ante el japonés Daiki Kameda, en Osaka (Japón), en diciembre pasado.

"Mi sueño es reconquistar el título este mismo año con el favor de Dios siempre y cuando me den la oportunidad", indicó Solis en una rueda de prensa en la que se anunció la pelea que disputará este fin de semana en Panamá ante el colombiano Alex Olea, pactada a ocho asaltos en las 122 libras (55,3 kilos).

Solis, que fue campeón de las 115 libras (52,2 kilos), dijo estar enfocado en este propósito y que todo obstáculo o rival que se le cruce en el camino lo piensa "destruir lo más rápido posible".

Añadió que después de Olea, al que "demolerá", espera pelear lo más pronto posible, tal vez en marzo, por lo que no piensa "salir del gimnasio".

Originario de la ciudad venezolana de Maracay, el excampeón súper mosca señaló que en cualquiera de las categorías en la que lo vuelvan a re-clasificar, pondrá "corazón, alma y vida" para salir victorioso en todos los compromisos y volver a optar por el título mundial.

En diciembre pasado, Liborio Solis, que desarrolla su carrera de boxeador en Panamá, se pasó en más de tres libras el peso en que estaba pactado el combate unificatorio con Daiki Kameda, a quien, no obstante, ganó en el entarimado quedando el título vacante.

Solis expresó que ya tiene un "nombre hecho" que tiene que cuidar y conservar para que le den otra oportunidad titular, por lo que el percance con el peso no le volverá a suceder, aseguró.

"Siempre ha sido un peleador correcto y disciplinado, que el año pasado hubo un inconveniente le pasa a cualquiera, de todas maneras el error es de hombre y corregirlo de sabio", remarcó.

Por otro lado, Solis se refirió a la decisión de la Comisión de Boxeo de Japón de suspender de toda actividad boxística a la familia Kameda dentro de territorio japonés, a causa de irregularidades que se dieron en la pelea que sostuvo con Daiki Kameda.

La Comisión de Boxeo de Japón canceló la licencia a los hermanos Koki, Tomoki y Daiki Kameda, y también a la empresa familiar promotora de boxeo.

El púgil venezolano dijo que "bien merecido" tienen la suspensión los Kameda por amenazar a los árbitros, jueces y público, y que espera volver a enfrentarse a ellos fuera de Japón porque "solo ganan en su patio".

"Nadie es nadie para estar amenazando a nadie, cada quien tiene lo que se merece", sentenció Solis.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.