Más Deportes

publicidad
08 de agosto de 2012 • 17:32

Las brasileñas Juliana y Larissa se consuelan con el bronce olímpico

 

La pareja brasileña formada por Juliana Silva y Larissa França se rehizo tras su desilusión de la derrota del martes en las semifinales y ganó este miércoles en el partido por el bronce del vóley-playa de los Juegos Olímpicos, tras superar 2-1 a las chinas Xue Chen y Zhang Xi.

El partido se decidió en la tercera manga de 'tie break', con las asiáticas apuntándose fácilmente el primer set por 21-11, antes de la reacción de las sudamericanas, que consiguieron parciales por 21-19 y 15-12, para remontar el encuentro y subir por lo menos al podio.

"La gente quería mucho esa medalla de oro, pero no se consiguió", dijo Juliana al día siguiente de verse privadas de final contra todo pronóstico por las estadounidenses Jen Kessy y April Ross.

Pero, agregó emocionada, "vuelvo para casa feliz, con salud y con una medalla. Tal vez no es del color que la gente quería, pero para mí representa mucho".

Las chinas tuvieron el partido en sus manos en el segundo set, ya que llegaron a ir por delante 19-16, estando a dos puntos de repetir un bronce como en Pekín-2008, pero finalmente Larissa y Juliana, que habían comenzado el torneo como favoritas, salvaron la situación reaccionando a tiempo.

Xue Chen y Zhang Xi se habían impuesto hace cuatro años a una pareja de brasileñas, Talita y Renata, con lo que sus compatriotas 'vengaron' aquel revés nacional en la capital china.

"Estoy muy orgullosa de haber dado mi sangre, mi alma para que consiguiéramos esa medalla de oro... perdón, de bronce. Pero la verdad, para la gente, es oro", agregó Juliana, que a sus 29 años disputaba en Londres sus primeros Juegos.

El partido sirvió de preludio a la gran final 100% estadounidense, en la que Misty May-Treanor y Kerri Walsh derrotaron 2-0 (21-16, 21-16) a Jen Kessy y April Ross, verdugos de de las brasileñas en las semifinales, para conquistar su tercer oro olímpico consecutivo.

El de Larissa y Juliana fue el décimo podio olímpico de Brasil en ambas categorías de deporte, que ingresó en el programa de los Juegos en Atlanta-1996.

El balance entre hombres y mujeres es ahora de dos oros, cinco platas y tres bronces, unos datos que se elevarán el jueves, ya que Alison y Emanuel juegan la final masculina.

Juliana y Larissa se consagraron campeonas del mundo hace exactamente un año en Roma derrotando nada menos que a las también tricampeonas mundiales Misty May y Kerri Walsh, por lo que parecían serias candidatas al oro y su revés del martes fue especialmente frustrante.

La única dupla de brasileñas que ha conseguido el oro en los Juegos Olímpicos seguirá siendo la de Jacqueline Silva y Sandra Pires, que conquistaron el título en Atlanta-1996, en la primera edición en la que este deporte entró en el programa de esta competición.

Aunque el bronce es un premio menor tras las altas expectativas, Brasil puede consolarse con que ha regresado al medallero del vóley-playa femenino olímpico, después de quedarse fuera hace cuatro años en Pekín.

Juliana y Larisa no van a tener sin embargo mucho tiempo para celebrar, porque la semana que vienes se embarcan hacia Polonia para disputar una etapa del circuito mundial.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.