Robbie Keane, una nueva oportunidad diez años después

 

Toda Irlanda suspiró aliviada cuando se supo que Robbie Keane estaría recuperado a tiempo para la Eurocopa de su lesión en los isquiotibiales, ya que en su regreso diez años después a una gran cita internacional hubiera sido duro no contar con su jugador estrella.

Es el máximo goleador de la historia de su país, con 53 tantos en 115 partidos como internacional, y Keane es además uno de los pocos irlandeses con prestigio fuera de sus fronteras.

"Nuestras adversarios le respetan", subraya el seleccionador italiano, Giovanni Trapattoni, destacando el gran valor que tiene en el vestuario del equipo, tanto dentro como fuera del campo.

A sus 31 años, el ex jugador de Tottenham, Inter y Liverpool, juega ahora en Los Angeles Galaxy y ha compartido, a su pesar, todas las decepciones irlandesas en la última década, entre ellas la más cruel, la sufrida a finales de 2009 en el repechaje para el Mundial-2010 perdido ante Francia, en un polémico partido decidido por la célebre mano de Thierry Henry.

Todo había comenzado bien para él, con una primera participación en el Mundial-2002, con apenas 21 años, en un torneo donde el país cumplió con dignidad y se despidió en los octavos de final, cayendo en la tanda de penales ante España.

Keane incluso había sumado tres tantos y parecía tener un futuro prometedor con el equipo 'green'.

"A esa edad, uno piensa que todavía le quedan veinte años. Pero ahora ya me estoy acercando al final y no estoy seguro de tener todavía muchas grandes competiciones por disputar", admite, subrayando que tiene una ligera sensación de que es 'ahora o nunca'.

Keane sigue siendo la gran arma ofensiva de un equipo que destaca, de la mano de Trapattoni, por su carácter defensivo y su extrema prudencia.

Durante las eliminatorias, consiguió siete goles, entre ellos dos en el repechaje decisivo frente a Estonia (4-0).

En su carrera de clubes, la estrella irlandesa ha tenido que cruzar el Atlántico para reconducir su carrera, después de experimentar un declive en el Tottenham, lejos del nivel mostrado en la etapa 2003-2008, donde marcó entre diez y quince tantos por temporada.

De momento, su experiencia en Los Angeles Galaxy, al lado del inglés David Beckham, ha sido exitosa, conquistando el título en la Major League Soccer (MLS). Un buen resultado con Irlanda en esta Eurocopa supondría, seguramente, uno de los momentos más inolvidables de su carrera.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.