Serena y Radwanska avanzan a la final de Wimbledon

Serena Williams reacciona tras su victoria sobre Victoria Azarenka en las semifinales del torneo de Wimbledon el jueves 5 de julio de 2012.  Foto: Alastair Grant / AP
Serena Williams reacciona tras su victoria sobre Victoria Azarenka en las semifinales del torneo de Wimbledon el jueves 5 de julio de 2012.
Foto: Alastair Grant / AP
 

El juego de Serena Williams no depende exclusivamente de su prodigioso saque.

Sus demoledores golpes intimidan. Su notable velocidad y capacidad para anticiparse a sus rivales le permiten cubrir cada rincón de la cancha.

Pero cuando ese saque martillea en el blanco, pues ya es una cosa fuera de serie, tal vez el mejor en la historia del tenis femenino.

Con un récord de 24 de aces para el torneo, Williams avanzó el jueves por séptima ocasión a la final de Wimbledon con su triunfo 6-3, 7-6 (3) sobre la bielorrusa y segunda preclasificada Victora Azarenka, y ahora enfrentará a la polaca Agnieszka Radwanska en busca de su 14to título de Grand Slam.

Como era de esperarse, Williams ganó el último punto de su partido con un ace.

"¿Acaso no es una maravilla?", dijo el padre de Williams, Richard, tras admirar a su hija ganar en la Cancha Central. "¿Se dieron cuenta que le estaba pegando con todo?".

El sábado, la estadounidense de 30 años intentará convertirse en la primera mujer con esa edad que gana un Slam desde que Martina Navratilova lo hizo a sus 33 años en el Wimbledon de 1990.

"Mientras más vieja, mejor saco", dijo Williams. "No me explicó el por qué puedo servir así de bien. La verdad no tengo idea. No es que me la pase entrenando en casa como loca pegándole a una cubeta. Tal vez es algo natural".

Su próxima rival será Radwanska, la tercera preclasificada que despachó 6-3, 6-4 a la alemana Angelique Kerber en la otra semifinal. Con 23 años, Radwanska jugará su primera final en un Slam,

"Ambas estábamos un poco nerviosas al principio", señaló Radwanska. "Por supuesto, estas son las semifinales, así que quieres hacer lo mejor posible, pero a veces haces demasiado, y te tiemblan un poco las manos".

El récord anterior de 23 aces también era de Williams, que lo impuso en su triunfo sobre Zheng Jie en la tercera ronda del torneo de este año.

"He estado trabajando muy duro, y realmente quería esto", comentó Williams, cuatro veces campeona de Wimbledon que fue eliminada en la primera ronda del Abierto de Francia a fines de mayo. "Me puse un poco nerviosa en el segundo set, no me podía relajar. Estaba pensando en el futuro y ella se recuperó. Pero estoy contenta porque pude superarla".

Williams controló el partido con su servicio y ganó 24 de los 24 puntos en su primer saque en el primer set. Luego le quebró el saque a su oponente en la segunda manga, pero Azarenka le devolvió el favor y empató 3-3.

Ambas ganaron sus saques el resto del partido, y Williams consiguió sus tres últimos aces en el desempate.

Radwanska perdía al comienzo del primer set, pero ganó cinco games consecutivos para llevarse la manga, y luego se apuntó la segunda sin mayores problemas.

"Ella (Radwanska) está jugando increíble, sé que va a devolver todas las pelotas", comentó Williams.

Radwanska es la primera mujer polaca que llega a la final de un major desde 1939.

"Este ha sido mi sueño desde que era una niña", comentó Radwanska, de 23 años. "Llevo casi 18 años jugando al tenis, y por supuesto es el sueño de todos disputar una final de Grand Slam".

En las semifinales de hombres, Novak Djokovic enfrentará el viernes a Roger Federer, y Andy

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.