1 evento en vivo

Una mujer en el camerino: 30 años de periodismo deportivo

Claudia Helena Hernández es una de las pioneras en el periodismo deportivo femenino. Con 30 años en el oficio, casi siempre al lado de Millonarios, mantiene vivo el fuego de la reportería radial que la consagra como una de las mejores. Defiende a su género en el medio, aunque reconoce que hoy se muestra más y se sabe menos.

24 sep 2014
09h34
  • separator
  • comentarios

Cruzar sin nervios la puerta del vestuario de Millonarios en El Campín fue lo más fácil. Era 1985, con un fútbol de guayos negros, sin redes sociales y con técnicos y jugadores más abiertos al diálogo, a enseñar táctica, a repasar anécdotas, pero dominado por periodistas hombres que la miraban de reojo. Con  paso firme avanzó con su grabadora para recoger los testimonios de los jugadores  azules cuando un cuerpo hecho vendaval la frenó en seco con acento argentino:

Claudia Helena Hernández, una de las primeras mujeres que hizo periodismo deportivo en Colombia.
Claudia Helena Hernández, una de las primeras mujeres que hizo periodismo deportivo en Colombia.
Foto: David Felipe Rincón / Terra Colombia

Ehhhh chica. Salí, salí que me voy a cambiar ", gritó Silvano Espíndola, delantero de Millonarios y quien años más tarde sería el primer entrenador de Falcao García.

No tuvo tiempo de quedar paralizada. Desde el fondo del camerino una voz de peso en el equipo contraatacó: " Allá hay un baño, vaya cámbiese allá, porque ella no se sale ".

Y nunca se salió. Casi treinta años después, Claudia Helena Hernández, domina el escenario periodístico futbolero colombiano. Es 2014, cuando los guayos son cada vez más coloridos, los protagonistas hablan menos,  y ella compite desde su emisora con el vértigo de las redes sociales.

Yo siento que esa vez de Espíndola me fue bien. Un poco sabía lo que quería, sabía del tema ", dice previo al último clásico bogotano en una de las pausas en que le dan cambio al aire a otra de sus compañeras en Todelar, la radio para la que trabaja como reportera de fútbol.

Recién salida como periodista de la Universidad de La Sabana se vinculó con el tema deportivo. La radio le abrió las puertas y la graduó como una de las mejores alumnas de esa ley de los micrófonos que dice “ojos abiertos y oídos despiertos”.

Yo era basquetbolista un poco frustrada. Vi que no podía llegar a jugar como profesional y pensé que otra forma de estar con el deporte podría ser como periodista y se me metió la idea de que quería ser periodista deportiva ”, cuenta.

¿Cómo la recibió ese ambiente, poco acostumbrado a tener mujeres en el periodismo deportivo?

“P iensan que ‘como es mujer, eso no debe saber’, pero uno se va ganando el respeto. Yo empecé en medios en Caracol en La Polémica. Hernán Peláez quería tener una voz femenina, era la época en que él se iba para Giro de Italia, Tour de Francia, como tres meses por fuera y yo recién llegada, pues a los demás les daba lo mismo si yo iba o no iba. Entonces me vino una oferta de Super, pasé a Todelar, vino la oferta de RCN-Antena2  y ahí estuve 15 años y medio. Salí para volver a Todelar ”.

Su fuente siempre ha sido Millonarios. Equipo al que le tomó cariño tras seguirle la pista en sus buenas y malas campañas. “ Es la periodista más informada en temas de Millos. Yo recuerdo que llegaba a los entrenamientos en un Renault 12 de color habano. Sabía todo. Conocía a dirigentes, jugadores y siempre fue guerrera, valerosa, sin miedo a preguntar en los momentos difíciles del equipo ”, explica Nicolás Samper, periodista de RCN, LA FM y presentador del programa de Televisión “Cancheros”.

Desde la cabina del tercer piso del estadio le dan paso para que confirme la formación que el debutante técnico Ricardo Lunari eligió para el clásico:

Ramos; Ochoa, Henríquez, Cadavid, Díaz; Vargas, Ortiz, Reina, Candelo; Uribe,  Agudelo ”, responde de corrido para terminar su informe.

¿Qué recuerda de esos primeros entrenamientos de Millos en los que hizo reportería?

Era muy bueno porque en esto cuando los jugadores ganan, el equipo gana, todo es amor y cordialidad, eran épocas muy buenas porque el equipo salió campeón ”.

El argentino Mario Vanemerak, ex jugador, campeón e ídolo azul,  repasa esos días en que ella recién enfrentaba con su grabadora a las estrellas embajadoras.

" Claudia me parece que empezaba en esa época, lo hacía bastante bien, nunca tuve inconveniente como jugador con ella. Hacía su trabajo de periodista, siempre hubo una buena relación con todo el grupo. Hubo mucho respeto, a veces le dábamos prioridad a Claudia o a "La Negra" Chavarro ".

Tiempos que no volverán. Ahora, Claudia lamenta las dificultades para que hablen los protagonistas.

Esto ha cambiado mucho. Desde los entrenamientos. Yo iba todos los días. Hoy por ejemplo en Millonarios, llevamos cuatro meses sin ir a un entrenamiento y en los que fuimos con el señor Lillo, fue a los últimos 10 minutos, cuando ya están estirando. Antes yo iba desde el primer minuto hasta el último, uno charlaba con los médicos, con los directivos que iban a las prácticas, con los mismos jugadores que no eran titulares. Aprendía uno  un poquito más, era mucho más abierto todo, salvo el día de fútbol que los técnicos ordenaban cerrar puertas pero avisaban y no había problema.  Hoy es un lío ir, no quieran hablar. Es un lío acceder a la información ”.

Su fuente siempre ha sido Millonarios.
Su fuente siempre ha sido Millonarios.
Foto: David Felipe Rincón / Terra Colombia

¿Y cómo han cambiado las cosas, ahora que hay más mujeres periodistas deportivas?

Con respecto al tema género ha cambiado porque hay más,  pero yo estoy viendo que hay más por bonitas o porque muestren, pero  no porque sepan de lo que están hablando. Qué pena decirlo. Es mi gremio, pero es así.

Mientras trabajó en Antena 2, al lado de Carlos Antonio Vélez, su voz se acostumbró a dar primicias sobre Millonarios.

En esa época varias veces me tocó dar chivas de fichajes. Por lo mismo, por esa cotidianidad de estar siempre pendiente del equipo. Yo tenía colegas que iban también pero no todos los días como nosotros. Con Vélez  teníamos una sección llamaba “El diario del equipo”, entonces había que hacer el diario, estar allá a diario…los demás iban de vez en cuando, el día de la práctica de fútbol.  Uno yendo todos los días consigue muchas cosas

¿De cuál de esos golpes noticiosos se siente más orgullosa?

“Cuando Lunari  vino como jugador. En esa presidencia yo recuerdo que el presidente tenía una lista de jugadores entre ellos Lunari y un día me dijo: ‘Mira yo no tengo alguien en Argentina que me de referencias recientes de él’ . Yo le dije: ‘Llamemos a Walter Safarián (periodista de FOX Sports) que es amigo mío y él nos ayuda’. Lo contactamos, Safarián le dio las referencias. Lo trajeron, yo di esa primicia.

Tengo otra cubriendo las eliminatorias al Mundial de 1986 en Bogotá. Vino Argentina, vino  Diego Maradona. Busqué entrevistarlo y ese era el propósito de todos los que estaban ahí. Sin embargo, cuando él se bajó del bus que los trajo, lo hizo con el empresario de toda la vida. Me lancé, el empresario me quitó  y Maradona le dijo ‘dejala’ y le pude hacer como dos o tres preguntas, pero se las hice al aire y nunca quedó grabado, por lo que no tengo esa entrevista, pero fui la primera que lo entrevistó apenas llegó para ese partido acá en El Campín” .

¿Cuáles fueron los jugadores más difíciles y amables para entrevistar?

Espíndola era difícil cuando jugador. Lunari  fue muy querido esos 6 meses, Héctor Burguez una madre, John Mario Ramírez  en un principio, tuvimos algunos inconvenientes, Vélez le daba muy duro pero al final tuvimos una buena relación ”.

En su lista de cubrimientos de eventos internacionales hay eliminatorias al Mundial, partidos de Copa Libertadores con Millonarios en Uruguay y en Lima, así como Suramericanos de baloncesto, de atletismo. Se ilusiona con ir a un Mundial de Fútbol, el máximo desafío para un periodista deportivo. Un deseo por el que trabaja con la misma energía con la que empezó y por la que es valorada, admirada.

“Hasta el día de hoy tenemos una buena relación. Uno se acuerda cuando iba a la finca, a los vestuarios y veintipico de años después, siguen en el fútbol”, dice Vanemerak.

“No le pasa el tiempo. Ahí está siempre en la lucha con el mismo compromiso, buena información, la pasión”, agrega Nicolás Samper.

Pero es su gran amiga, la también periodista María Elena Chavarro la que la describe mejor.   " Lo que la define como periodista es su seriedad y la constancia. Llueva o truene, con el carro varado, ella está. Siempre está ".

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad