0

La "furia española" elevada a su duodécima potencia

21 dic 2016
10h15
  • separator
  •  
  • comentarios

"¡Señor, Señor, ¡goooool de Señor! ¡gol de Señor!", así gritaba José Ángel de la Casa en la retransmisión por Televisión Española el duodécimo tanto de España a Malta que culminaba una de la remontadas más históricas del fútbol, el "otro" título de la selección española.

Fue un 21 de diciembre de 1983 y hoy se cumplen 33 años de aquella gesta, y por ello Hipólito Rincón, exjugador del Real Betis, del Real Madrid y de la selección española, ha depositado en el Museo del Deporte que se encuentra actualmente en Sevilla el balón con el que los jugadores hicieron posible lo imposible en el estadio Benito Villamarín.

España se jugaba la clasificación para la Eurocopa con Holanda, debía ganar al menos por once goles a favor, una misión prácticamente imposible pero que según cuenta Rincón la gesta se "fraguó desde el vestuario", en donde el ariete español ayudó a convencer a sus compañeros de que "sí se podía".

Nada más comenzar el partido, Señor falló un penalti además Malta marcó un gol, en el minuto 24, empatando así el encuentro, lo que obligaba a España a marcar doce goles en total.

Tras el descanso, España consiguió marcar seis goles en apenas veinte minutos, la gesta estaba cada vez más cerca y se volvió real cuando en el minuto 84 Señor marcaba el gol que daba al combinado español la ventaja que necesitaba para clasificarse.

"Poli" Rincón recuerda que su único objetivo tras ser sustituido era "coger el balón, ni los calambres ni el cansancio" detuvieron al delantero en su afán de llevarse consigo el esférico que más tarde sería considerado como objeto de culto para todos los seguidores de "la Roja".

El balón, desinflado y desgastado con el paso del tiempo, es una muestra de una España que no había conocido éxito futbolístico alguno desde la final de la Eurocopa de 1964, un combinado del "12 a 1" que aunque consiguió llegar a la final de la Eurocopa de Francia de 1966, la cual perdió ante la anfitriona, fue un espejismo de una época de vacas flacas que perduró durante demasiados años.

Buyo, Goicoechea, Camacho, Maceda, Señor, Víctor Muñoz, Gordillo, Sarabia, Carrasco, Santillana y Rincón... Héroes de una gesta que los periódicos fueron testigos y titularon con "Sí, sí, sí España se va a París" o "La furia española".

En la actualidad, desde la consecución de las Eurocopas de los años 2008 y 2012 y el Mundial de 2010, los héroes son otros, son Casillas, Puyol, Xavi, Villa o Iniesta, al que "Poli" Rincón considera el mejor jugador de la historia de la selección, futbolistas que fueron en su mayoría testigos de lo que Rincón y compañía fueron capaces de hacer hace treinta y tres años.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  •  
  • comentarios
publicidad
publicidad